fbpx

Irrigador dental: cómo debes usarlo

Una rutina de higiene dental lo más completa posible constituye la mejor garantía de salud bucodental.

Para ello, no sólo hay que ser constante, sino que también hay que acostumbrarse a realizar los procedimientos que te ayudarán a mantener la boca limpia y sana.

Utilizar un irrigador dental resulta muy recomendable para completar tu rutina y por este motivo, desde nuestra clínica dental Asistencia Dental Plus, te explicamos cómo usarlo.

Además, también te proporcionamos algunos consejos muy útiles sobre higiene bucodental

Higiene dental: apuesta por una boca sana

Aunque muchas personas piensan en el cepillado de los dientes como el equivalente a la limpieza dental, lo cierto es que no es el único procedimiento que debes seguir para lograr una boca limpia.

Además de cepillarte los dientes al menos tres veces al día con un buen dentífrico, es muy importante no olvidar incluir el uso de hilo dental y de colutorios dentro de tu rutina.

El hilo dental debe utilizarse al menos una vez al día, antes de acostarte. Su uso es muy importante a la hora de retirar los restos de alimentos adheridos entre los dientes, difíciles de eliminar sólo empleando el cepillo.

Por su parte, los colutorios o enjuagues bucales también te ayudarán a complementar la higiene gracias a sus propiedades similares a las del dentífrico.

Y si quieres que tu rutina de limpieza bucal sea aún más completa, puedes utilizar un irrigador dental.

¿Para qué sirve un irrigador dental?

Un irrigador dental es un dispositivo con un depósito de agua que te permite emitir un chorro a presión.

Gracias a esto, podrás eliminar restos de comida y de placa dental que no hayas podido quitar ni con el cepillo ni con el hilo dental.

Este plus de higiene es un complemento perfecto para mejorar tu cuidado bucal, ya que su uso te proporciona una limpieza aún más profunda y te ayuda a prevenir enfermedades de diversa índole.

¿Cómo se utiliza un irrigador dental?

Utilizar un irrigador dental es muy sencillo. Tras cepillarte los dientes y usar el hilo dental, asegúrate de conectar el irrigador al depósito o a la fuente de agua.

Una vez listo, tan sólo tienes que introducir la boquilla en la boca y colocarla enfrentada a los dientes, pero sin tocarlos –ni tampoco las encías-.

Al accionar el chorro de agua, notarás una leve presión mientras recorres la dentadura lentamente, asegurándote que llegas a todos los huecos interdentales y también sigues toda la línea que separa encías y dientes.

Si es la primera vez que utilizas un irrigador dental, es muy posible que te cueste un poco manejarlo sin salpicar agua. Lo más cómodo es que te sitúes inclinado sobre la pila, de manera que el agua caiga sin salpicar el resto del mueble.

Juntar un poco los labios es muy práctico para lograr que el agua caiga de manera más controlada.

Recuerda que en ningún momento la presión debe resultar molesta o incómoda, aunque tiene que ser lo suficientemente fuerte para realizar su función.

Usar el irrigador por toda la superficie de los dientes –tanto en la cara externa como en la interna– te ayudará a tener una boca más limpia y a llevar una rutina de higiene mucho más completa.


Cuida de tu salud bucal con Asistencia Dental Plus

Además de una higiene bucodental completa, es esencial que cuides tu alimentación y visites a tu dentista regularmente.

De esta manera, podrás revisar el estado de tus dientes y prevenir la aparición de patologías que puedan ocasionar problemáticas. Nuestra clínica dental en Valencia, Asistencia Dental Plus, es tu mejor opción de calidad y salud.

Somos una clínica dental con Protocolos de SEGURIDAD-DentalQuality® frente al COVID-19. No lo dudes más y pide información sobre nuestros tratamientos de odontología.

Para ello, tan solo tienes que contactar con nosotros a través del siguiente enlace o pedir cita en el teléfono 963 16 26 56.

Si te ha gustado, comparte
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Llamar ahora