fbpx

Los implantes dentales sin duda alguna han sido la gran revolución que ha llegado al mundo de la odontología en los últimos años. Han supuesto el modo más fiable y duradero de recuperar aquellas piezas dentales que se van perdiendo en el transcurso de la vida.

Seguro que has oído hablar de ellos. Es muy posible que algún amigo o familiar lleve implantes dentales y te ha contando su experiencia. Pues bien, desde Asistencia Dental Plus de Valencia queremos que sepas más sobre esta técnica y por eso te vamos contar qué son y cómo funcionan los implantes dentales.

¿Qué es un implante dental?

Los implantes dentales propiamente dichos se convierten en una raíz artificial para una pieza dentaria nueva. Dicho de otro modo, el implante dental es la forma más ingeniosa que se ha descubierto para poder fijar con garantías una nueva muela o cualquier otro diente que hayamos perdido.

Los implantes dentales son piezas de titanio biocompatible que tu dentista especializado insertará en el hueso, bien sea de la mandíbula o del maxilar superior. Una pieza que acabará integrada en ese hueso para después poder instalar el nuevo diente, hecho a medida y de modo exclusivo para tu dentadura. Calculando para ello no solo el tamaño, también su forma y coloración, de manera que no se aprecie que es una pieza artificial.

Tal vez te estés preguntando si la colocación de los implantes es dolorosa. Y la respuesta es no, ya que como en otras intervenciones odontológicas se hace uso de la anestesia local.

¿Cómo funcionan los implantes dentales?

A día de hoy, el porcentaje de éxito que tienen los implantes dentales no se puede comparar con los problemas y durabilidad de otras técnicas anteriores de sustitución de piezas dentales, como pueden ser las dentaduras artificiales o los puentes.

Sin olvidar que una vez que se ha efectuado el implante, se compruebe su osteointegración y se añada la corona, se convierte en una pieza dental más, y como cualquier otro diente solo requiere de unos mínimos cuidados de higiene dental. Ese es el resultado final, pero para que sepáis más, os vamos a contar todo el proceso hasta llegar ahí.

La primera parte como hemos dicho es colocar los implantes dentales en los huesos maxilares. Para ello vuestro odontólogo deberá comprobar la cantidad de masa ósea existente, y si considera que no hay la suficiente, será necesario recrecer el hueso, mediante un injerto.

Tras esa fase ya se puede colocar el implante hecho en el material más apropiado: titanio biocompatible, ya que el objetivo es que acabe integrado al hueso. Sin embargo, ese proceso conlleva un tiempo. Así que antes de culminar la intervención con la pieza dental definitiva, hay que instalar una provisional con la que vuestro dentista podrá hacer el seguimiento de ese proceso de osteointegración.

Como decíamos el porcentaje de éxito es muy alto, de manera que lo habitual es que tras un tiempo se puede colocar ya la pieza definitiva, mediante un pilar que lo une al implante y una corona que es la parte visible y con la que podremos masticar sin problema alguno.

Fin del proceso. Ya hemos recuperado ese diente o muela perdida. Y ahora tenemos uno nuevo que si lo cuidamos y seguimos las revisiones periódicas en nuestra clínica dental nos durará para siempre. ¿Te gustaría hacer una cita? Contáctanos

 

Comments are closed.

Llamar ahora