fbpx

¿Dolor de encías? ¡Cuidado con estos alimentos?

Aunque no todas las patologías bucodentales se detectan a través del dolor -un ejemplo de ello son las caries- esta molestia resulta fundamental para alertarnos sobre un problema de salud bucal. El dolor de encías supone malestar, y su aparición puede estar relacionado con varios trastornos. ¿Sabías que la alimentación juega un papel determinante a la hora de prevenir estas molestias? A continuación, te hablaremos de varios alimentos que debes evitar o controlar su consumo si quieres prevenir el dolor de encías. ¡Atent@s!

Cítricos: una fuente del dolor de encías

Si bien la fruta es una de las mayores fuentes de vitaminas de la alimentación, en cuestiones de salud bucodental conviene saber algunas cosas. Y es que, los ácidos procedentes de los cítricos pueden resultar muy perjudiciales para los dientes y encías, provocando erosión y dolores. 

No te vamos a aconsejar que dejes de comer fruta, pero sí que combines esta fuente de vitaminas con otros alimentos muy sanos que también las proporcionan. Un ejemplo de ello son las verduras, algunas de ellas con una cantidad incluso mayor de vitamina C que cítricos como la naranja y el pomelo. También, puedes optar por frutas menos ácidas y muy saludables, como por ejemplo el kiwi o el melón. 

Tomates, fuente de ácido

Seguimos con las frutas, y ahora nos toca a hablar de una que, si bien contiene muchísimas propiedades saludables, también afecta gravemente al estado de tus encías. El tomate es una fruta con un elevado nivel de acidez, de manera que su ingesta en forma de pieza entera implica darle todo un “baño” de acidez a tus dientes y encías. Para no excluirlo de tu dieta, es importante que lo combines con otros alimentos que resulten menos ácidos, como por ejemplo la carne o el queso. 

Alimentos y bebidas ricos en azúcares

Si hablamos de dolor de encías y de salud dental, es imposible omitir los alimentos ricos en azúcares. Un alto nivel en azúcar implica la acción de los ácidos en la dentadura, ocasionando todo tipo de problemas de salud. Algunos de los alimentos menos aconsejables son los helados, vacíos nutricionalmente y repletos de azúcares y grasas. Además, este producto se sirve a temperaturas muy bajas, lo que contribuye aún más a la aparición de molestias en encías y dientes ya dañados.

Tampoco podemos olvidarnos de mencionar las bebidas isotónicas, puro azúcar en forma de líquido que puede ocasionar un impacto brutal en tu boca. Trata de optar por bebidas isotónicas o refrescantes que tengan bajos niveles de azúcar; otra manera de reducir su impacto es beberlas con pajita para que el contacto con los dientes sea mínimo.

Pan: el rey de los hidratos de carbono

Finalizamos esta lista con un alimento de consumo común: el pan. Este producto está elaborado con almidones y con harinas -casi siempre blancas-, dos componentes que no resultan nada beneficiosos a nivel bucodental. Además, la textura del pan hace que muchas veces se quede adherido entre los dientes o en las muelas, lo que facilita la acción de los ácidos en dientes y encías. 

Además de controlar tu alimentación, es muy importante que realices una buena higiene bucal para impedir la aparición de patologías. El cepillado de los dientes tras las comidas y el uso de hilo dental y colutorios -según tus necesidades- te ayudará a cuidar de tu dentadura. 
Mantener un buen control de tu boca y encías es imprescindible para gozar de buena salud. Si estás buscando calidad y profesionalidad en una clínica dental en Valencia, en Asistencia Dental Plus somos tu mejor opción. Para informarte sobre cualquiera de nuestros tratamientos odontológicos, tan solo tienes que contactar con nosotros a través del siguiente enlace o pedir cita en el teléfono 963 16 26 56

Comments are closed.

Llamar ahora